Compara planes hoy.

Principales causas de muerte de hispanos en los Estados Unidos

En este artículo...

Entre las múltiples dificultades a las que se enfrenta a diario los hispanos, una de las mayores problemáticas es su alta tasa de mortalidad por diversas enfermedades.

Medical Insurance Healthcare Family Finance

La población minoritaria étnica más amplia de los Estados Unidos es la de los hispanos. Casi la sexta parte de los habitantes del país pertenecen a esta minoría, lo que totaliza 57 millones de personas, y se espera que dentro de quince años los hispanos representen a la cuarta parte de los EE. UU.1

Entre las múltiples dificultades a las que se enfrenta a diario esta población, una de las mayores problemáticas es su alta tasa de mortalidad por diversas enfermedades. Las diez principales causas de muerte de hispanos en Estados Unidos son las siguientes2, ordenadas de mayor a menor según la cantidad de fallecidos.

  1. Cáncer
  2. Enfermedades cardiacas
  3. Lesiones no intencionales
  4. Accidentes cerebrovasculares
  5. Diabetes
  6. Enfermedad del hígado crónica y cirrosis
  7. Enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores
  8. Enfermedad de Alzheimer
  9. Influenza (gripe) y neumonía
  10. Enfermedades de los riñones

La tasa de mortalidad de esta población es un 24 % menor que la de raza blanca o no hispana, pero en comparación con esta última, tiene más del 50 % de probabilidades de fallecer por diabetes o enfermedad del hígado.3

Las enfermedades cardiacas y el cáncer son las dos causas principales de muerte para los hispanos que residen en los Estados Unidos. Estas representan casi dos de cada cinco muertes en esta población, un número prácticamente igual al de las personas de raza blanca.4 Sin embargo, continuando la comparación con esta última, sus tasas de mortalidad son más bajas en la mayoría de las diez principales causas de muerte.

En las estadísticas de muertes por diabetes, enfermedad de hígado crónica y enfermedades de los riñones, los hispanos poseen niveles más graves que las personas de raza blanca. En contrapartida, esta otra población sufre tasas de mortalidad más altas en enfermedades cardiacas, enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, lesiones no intencionales, accidentes cerebrovasculares y enfermedad de Alzheimer, entre otras.5

Los hispanos de Estados Unidos poseen grados de enfermedad o riesgos para la salud muy distintos a los que tienen las personas de raza blanca. Cuentan con 35 % menos casos de enfermedades cardiacas y 49 % menos de cáncer. Su tasa de mortalidad general es más baja, pero la de diabetes es casi un 50 % mayor. Por otra parte, cuentan con una cuarta parte más de casos de presión arterial alta y  casos de obesidad.6

En palabras más simples, si bien gozan de menores probabilidades de fallecer por una enfermedad en comparación a una persona de raza blanca, los hispanos poseen una tasa de mortalidad altísima por diabetes, y muchos más casos de obesidad y presión alta, por lo cual es muy importante que se realicen las evaluaciones pertinentes para la detección preventiva de ellas.

Son múltiples los factores que contribuyen en la actualidad al alto número de casos y fallecimientos en estas causas principales de muerte para los hispanos que residen en Estados Unidos. Componentes a nivel social, cultural y económico intervienen en la incidencia y la supervivencia al cáncer. El marco socioeconómico de una familia hispana está determinado en base a sus ingresos y al nivel educativo que recibió cada uno a lo largo de su vida. De él se desprende la esperanza de prevenir las principales enfermedades o de poder superarlas, o de atravesarlas de la mejor manera posible en el caso de haberlas contraído.7

Estos factores afectan directamente a la salud y a la longevidad de las personas. Asimismo, la falta de acceso al seguro médico, a la atención rutinaria con fines preventivos, a la detección anticipada y al tratamiento adecuado son las principales carencias que contribuyen en forma directa a las altas tasas de cáncer, enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares, entre otros.

Los ámbitos que favorecen las altas tasas de casos y muertes por las principales causas de muerte de hispanos en EE. UU. no terminan aquí. Existen otras carencias que dificultan aún más la posibilidad de bajar estas tasas de mortalidad, ya que a esta población se le presentan otros problemas graves, como la barrera del idioma, y los valores, culturas y tradiciones que son parte de su religión y pueden impedirle a las personas de este grupo acudir a la atención médica y la tecnología que la constituye en la actualidad. Además, algunos de ellos poseen creencias en contra de las enfermedades y los enfoques de la salud pública, lo que los aleja de los enormes beneficios que la ciencia aporta al sistema de salud estadounidense, uno de los más efectivos a nivel mundial.

Finalmente, pueden nombrarse otros factores contribuyentes a los altos números en las principales causas de muerte de hispanos en Estados Unidos, como factores genéticos, psicológicos, o el estado de salud pasado o presente. La suma de todo lo enumerado explica claramente esta grave problemática que atraviesa la población hispana en la actualidad.

Traducir esta serie de factores en números y estadísticas puede hacer su comprensión más fácil. La tercera parte de la comunidad hispana en Estados Unidos no finalizó la escuela secundaria; la misma cantidad de personas no maneja muy bien el inglés; y la cuarta parte se ubica por debajo de la línea de pobreza.8 Estas grietas a nivel social y demográfico son muy amplias si se ponen en una balanza junto a la población de raza blanca.

A los fines de prevenir al máximo posible el desarrollo de la gran mayoría de las principales causas de muerte de hispanos en Estados Unidos, estos deben acudir a cualquier profesional de la salud que se desempeñe como intérprete para erradicar la barrera del idioma.

En base a la posibilidad de que el paciente sea analfabeto o desconozca sobre lo que rodea a la salud, el profesional debe aconsejarle un inmediato control sobre su peso y nutrición. Combinar esto con una rutina de ejercicio físico y dejar el tabaco para los pacientes fumadores9, es una de las principales posibles soluciones para que los hispanos eviten padecer estas condiciones de salud.

Como se detalló previamente, el 40 % de los fallecimientos en la comunidad hispana sucede por enfermedades cardiacas o cáncer. Evitando fumar y manteniéndose activos a nivel físico, con tan solo una caminata diaria de treinta minutos al día10, los hispanos pueden disminuir su riesgo de desarrollar estas enfermedades crónicas, y otras como la diabetes.

Si bien parece utópico, la solución ideal sería poder conseguir que una gran cantidad de profesionales de la salud trabajen como promotores a los fines de educar y concientizar a la población hispana en los EE. UU. sobre la grave problemática que atraviesan en cuanto a sus principales causas de muerte, vinculando a las personas de esta minoría a servicios sin costo para que puedan acceder todos.

En la actualidad, los hispanos se enfrentan a múltiples barreras para gozar de atención médica oportuna, adecuada y de primera calidad. De seguir con las tendencias de la actualidad, el sistema de atención médica de los Estados Unidos se enfrentará a una cantidad mucho más elevada de pacientes hispanos con afecciones como diabetes, enfermedades cardiovasculares e hipertensión, y a todas sus consecuencias.11

  • Beneficios de la Yoga

    El yoga puede ayudar a mejorar la fuerza muscular, la aptitud aeróbica, el equilibrio, la flexibilidad y la movilidad, todos los cuales son importantes para los adultos mayores.

    Leer más

  • Ejercicios de equilibrio

    Si bien las caídas entre los adultos mayores son una grave preocupación para la salud, los estudios demuestran que la actividad física regular, incluyendo los ejercicios de equilibrio para los adultos mayores, puede ayudar a prevenir accidentes.

    Leer más

  • Cómo recibir vacunas contra la gripe cubiertas por Medicare

    Los CDC también señalan que los adultos de 50 años de edad en adelante deben estar en la lista prioritaria para recibir vacunas contra la gripe si alguna vez hay escasez de vacunas.

    Leer más

1-888-690-5742